fcb.portal.reset.password

El Athletic Club, después de clasificarse para la final. FOTO: www.athletic-club.net

El Athletic Club, rival del FC Barcelona en la final de la Copa del Rey, llega después de haber hecho una competición prácticamente impecable. En las cuatro rondas clasificatorias, los de Marcelo Bielsa han sumado siete victorias y un empate, con 17 goles a favor y sólo tres en contra.

El Oviedo fue el primer rival del Athletic Club en los dieciseisavos de final con un triunfo por la mínima para los bilbaínos tanto en la ida como en la vuelta. El sorteo les emparejó con el Albacete. El primer partido disputado en el Carlos Belmonte acabó sin goles y en casa el Athletic se impuso por un contundente 4-0. Contra el Mallorca, en los cuartos de final, el equipo de Bilbao ganó primero en San Mamés por 2 a 0 y luego certificaron el pasaporte para las semifinales gracias a un 0 a 1.

El Mirandés, el único equipo capaz de marcarles

El Mirandés, el equipo revelación de esta Copa del Rey, ha sido el último escollo antes de lograr la clasificación para la final. El estadio municipal de Anduva se llenó hasta la bandera para vivir un momento histórico para el club y la ciudad. El Athletic, que ganó por 1 a 2, vio como Lanbarri superaba una portería bilbaína que hasta entonces había estado imbatida en toda la competición. En la vuelta, la superioridad del Athletic se hizo más evidente y derrotó al Mirandés por un contundente 6 a 2.

Volver arriba