fcb.portal.reset.password

David Villa, autor del tercer gol de la final de la Liga de Campeones en Wembley ante el Manchester United. FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB.

El Barça se ha coronado nuevamente en Wembley con un partido inmenso que ha servido para levantar la cuarta Champions League de la historia. Las segundas historias pueden ser iguales o mejores que las primeras y si en 1992 el Barça empezaba su sueño en la máxima competición europea de nuevo ha estado en Londres donde el Barça ha puesto un póquer en su palmarés con los goles de sus MVP - Messi, Villa y Pedro-ante un Manchester United que ha sido un digno acompañante de la exhibición blaugana que ha acabado 3-1.

La primera parte ha sido una desigual proporción entre el juego y las ocasiones del Barça con la numérica del marcador. El gol inicial de Pedro en el minuto 28 le ha igualado Rooney seis minutos después en una primera parte generosa del conjunto de Guardiola Los primeros diez minutos del partido de esta noche en Wembley han sido muy parecidos a los que se vivieron en Roma en 2006. El Manchester United ha salido empujando con fuerza y ​​el juego en oleadas de los 'diablos rojos' ha sido respondido primero con la contención azulgrana y después, a partir del minuto 11 con un despliegue de toque y control digno del mejor Barça. Valdés-con camiseta verde al igual que Zubizarreta el año 92 - ha puesto el puños cuando ha sido necesario con un pelotazo de Van der Saar que iba directo a Rooney.

Messi-Xavi-Iniesta

El Barça se ha puesto a fabricar jugadas después de esta ocasión del United con las botas de Xavi, Iniesta y Messi. Y es que durante los días previos la prensa inglesa había destacado como clave que Ferguson había saber esposaron este trío de jugadores. A la hora de la verdad, sin embargo, las combinaciones entre estos tres y las asociaciones con Pedro y Villa han sido letales por los ingleses.

Abanico de ocasiones

El juego azulgrana cumplía con el guión adecuado cuando las múltiples opciones de juego se transforman habitualmente con varias ocasiones. Así, tras varias ocasiones de Messi, zigzagueando en la frontal del área al minuto 18, y Villa, probando disparo desde la frontal del área, ha sido Pedro quien remató una excelente asistencia de Xavi. El primer gol azulgrana se ha transformado en el quinto gol del canario en la Champions esta temporada.

Mayor intensidad a pesar del empate

Pero como decíamos, a pesar del juego más tímido del United, una buena combinación entre los dos jugadores con más talento de los ingleses, Giggs y Rooney, se ha convertido en el minuto 34 en el gol de este último. Rooney puso el balón cerca de la cruceta derecha de Víctor Valdés, que no ha podido evitar el gol del empate. Este gol de Rooney, no obstante, ha espoleado los ánimos del equipo de Guardiola. No era ocasión de dejar de pulsar el acelerador ni dejar que el espíritu ganador desapareciese. Antes del descanso, el equipo aún ha gozado de una ocasión clara con una jugada ensayada que a punto ha estado de significar un nuevo gol.

Magia al fondo de la red

Y si la primera parte ha sido dominada por el juego azulgrana, la segunda fue un monólogo traducido con goles de Messi y Villa. Goles increíbles en los minutos 53 y 69, respectivamente con jugadas colectivas y finalizaciones sublimes. Mientras el argentino se ha inventado un disparo fuerte que ha sorprendido a Van der Saar, el asturiano ha retorcido el esférico al fondo de la red. Y a pesar de este festival goleador, lo más importante, pero ha sido el control del partido, de principio a fin, sobre todo, en esta segunda parte donde el conjunto azulgrana ha cortado las conexiones del United. Y Messi, que no había marcado ningún gol a un equipo inglés en su territorio, ha acabado con este maleficio, coronándose como máximo goleador de la competición, igualando a Van Nistelrooy con 12 tantos.

Volvemos a Wembley, volvemos a vencer

Si en 1992 el golazo de Koeman dio al Barça su primera Copa de Europa, el juego colectivo de un equipo histórico, el de las Seis Copas y el de las grandes ocasiones ha puesto la guinda al pastel de una gran temporada con un doblete. La efectividad azulgrana ha basculado a la perfección con la conjunción entre líneas. Que hagan sitio en el Museo. Llega la cuarta Champions en breve!

Goles

1-0 Pedro (min 27)
1-1 Rooney (min 34)
2-1 Messi (min 53)
3-1 Villa (min 69)

Volver arriba