fcb.portal.reset.password

Isaac Cuenca, celebrando su primer gol. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

En julio de este año, Isaac Cuenca iniciaba la pretemporada con el Barça B con la idea de consolidarse en el filial una vez superada con nota su cesión al Sabadell. En el curso anterior fue uno de los puntales en el ascenso de 2ª B a 2ª A de los arlequinados.

Lo que no habría imaginado Isaac Cuenca hace medio año es que en la primera parte de la temporada jugaría más partidos con el primer equipo que con el B. El reusense debutó en la Champions ante el Victoria Pilzen y ya se ha estrenado como goleador en la Liga y en la Copa del Rey.

La confianza de Guardiola

Debutar con el primer equipo fue especial, pero lo mejor para Cuenca ha sido la confianza que ha recibido de Guardiola, un técnico que ha apreciado desde la pretemporada las cualidades de un futbolista diferente. Ha jugado casi siempre de extremo derecho y desde esa posición ha desequilibrado con regates y centros que han roto muchos sistemas defensivos.

Cuenca ha crecido tanto como futbolista que incluso se ha permitido el lujo de mostrar su virtuosismo en un entrenamiento del primer equipo lleno de cracks. Tiene la misma habilidad de siempre, la que ya deslumbraba como alevín e infantil y que volvió a enseñar en el Juvenil azulgrana, después de haberse fogueado en el Reus y la Damm.

Volver arriba