fcb.portal.reset.password

B.Dortmund-B.Leverkusen. FOTO: www.bayer04.de

Al inicio de temporada el subcampeón alemán comenzaba la Bundesliga con el reto de volver a intentarlo. Junto con el Bayern Múnich y el vigente campeón, el Borussia Dortmund, el Bayer Leverkusen era el gran candidato a hacerse con el título de Liga. Talento no le faltaba, con una plantilla en la que están Ballack, Bender, Rolf, Schürrle, Kiessling o Derdiyok, todos ellos internacionales con sus respectivas selecciones.

En febrero, sus opciones para levantar la Liga son escasísimas. Irreales, prácticamente. Sexto clasificado, con 31 puntos, a 15 del líder, incluso se ha complicado sus posibilidades de acceso a la Liga de Campeones que viene. A estas alturas, las plazas de Champions están a 12 puntos.

Dos ausencias de peso

La temporada ya empezó con un tropiezo mayúsculo en el DFB Pokal, la Copa alemana, en la que cayó por 4-3 contra el Dresden en la primera ronda, en un partido en el que mandaba por 0-3. Esto fue a finales de julio. Ahora, medio año más tarde, las lesiones del centrocampista Sam (que recayó contra el Stuttgart hace una semana y sufre un desgarro muscular) y el delantero Derdiyok (que pisó un trozo de cristal en un accidente doméstico) han dejado al equipo muy debilitado en un tramo clave del curso. Ninguno de ellos podrá jugar la ida de los octavos.

Corluka como revulsivo de invierno

Como la temporada no estaba siendo tan buena como se esperaba, el equipo dirigido por Robin Dutt incorporó al lateral derecho Vendran Corluka en las postrimerías del mercado de invierno. Llega cedido hasta final de temporada con opción de compra y es un refuerzo que debe servir para otorgar la tranquilidad necesaria en la línea defensiva, que ha sufrido desconexiones puntuales que le han costado muchos puntos al Bayer Leverkusen, sobre todo cuando el equipo iba por delante en el marcador. Últimamente, por ejemplo, desperdició ventajas contra el Hamburgo, el Hertha Berlin y el Stuttgart que le situarían bastante más arriba en la clasificación.

Además, ha quedado pendiente de resolver la situación de Michael Ballack en el equipo. Fichado el pasado verano como una de las figuras de la Bundesliga, no ha acabado de encontrar su lugar en el once inicial, alternando titularidades con suplencias. Se perderá la ida seguro por lesión.

Kiessling recupera el gol

Pero no todo son problemas y malas noticias en Leverkusen. Hace una semana, en el partido contra el Stuttgart, uno de los referentes ofensivos del equipo, Stefan Kiessling, acabó con una sequía de 766 minutos sin marcar. Junto con Schürrle, Kiessling es la principal amenaza en ataque del conjunto de la 'aspirina', y más ahora que Derdiyok está lesionado.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();