null

Messi y Cristiano, en semifinales / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

Se suele decir que quien perdona lo acaba pagando. Es lo que le pasó al FC Barcelona en las semifinales de la Copa del Rey 2012/13. Un partido de ida repleto de ocasiones desperdiciadas por el conjunto azulgrana impidió sentenciar la eliminatoria en el Santiago Bernabéu. El 1-1 logrado dejó con vida a un Madrid demasiado eficaz en el compromiso de vuelta en el Camp Nou. El 1-3 de la vuelta impedía al Barça poder reeditar el título logrado un año antes en el Calderón.

Solvencia hasta semifinales

Antes del doble Clásico en Copa el Barça dejó fuera de la competición a Alavés (0-3 y 3-1), Córdoba (0-2 y 5-0) y Málaga (2-2 y 2-4). En esta última eliminatoria, correspondiente a los cuartos de final, el conjunto azulgrana obtuvo el billete para la siguiente ronda tras 180 minutos muy emocionantes.