Iniesta se despidió con la Liga y la Copa | MIGUEL RUIZ - FCB

La hegemonía del Barça en la Liga y la Copa es total. Este año se ha vuelto a demostrar, después de ganar la cuarta Copa del Rey de forma consecutiva, la 6 de las últimas 10 ediciones, y la séptima Liga en diez años. Unos números de vértigo, conseguidos en la primera temporada de Ernesto Valverde como técnico, que sólo ha perdido tres partidos en el total de las competiciones, en un año en el que Leo Messi ha vuelto a ser Bota de Oro, con 34 goles en la Liga. Un gran final para Andrés Iniesta, que se ha despedido del Barça tras 16 temporadas en el primer equipo y con 32 títulos en su palmarés. El único punto negativo, la eliminación de la Champions contra la Roma, en los cuartos de final de la competición europea.

La Liga del récord

La Liga número 25 de la historia del Club se recordará siempre por ser la de la temporada en la que se superó el récord histórico de partidos imbatidos y dejarlo en 43 jornadas consecutivas sin perder, contando las siete del curso 2016/17 y las 36 de la 2017/18.

Ha sido un curso casi perfecto, y sólo el Levante, en la penúltima jornada de Liga, separó al Barça del pleno de jornadas sin perder en una misma temporada. Además, este año ha estado copado de otros muchísimos récords.

El ejemplo, sumar la tercera victoria consecutiva en el Bernabéu, con el 0-3 conseguido, o la victoria lograda en Anoeta (2-4) tras una racha de once años sin ganar en el estadio de la Real Sociedad.

Una Copa con un final perfecto

El equipo azulgrana ganó, ante el Sevilla (0-5) y en el Wanda Metropolitano, la competición del KO por cuarta temporada consecutiva, récord en la historia del Club. Y, además, lo hizo con un juego brillante, lleno de detalles de calidad y con un juego veloz y rápido, en uno de los mejores partidos que se recuerdan. Todos fueron clave, pero por encima de todos destacó un Andrés Iniesta que brilló con luz propia en la que fue su última gran final.

Leo vuelve a hacer de Leo

Ha sido una temporada habitual para Leo Messi. Protagonista, asistente, goleador y líder de un equipo que ha disfrutado con el argentino. Messi sigue batiendo récords y ha cerrado la temporada con un total de 34 goles en la Liga, siendo el máximo goleador de la competición y también de toda Europa. Así pues, suma su quinto trofeo Pichichi y también su quinta Bota de Oro europea. El azulgrana revalida, pues, el trofeo que ya consiguió la temporada pasada y se convierte en el primer jugador de la historia en conseguir cinco Botas de Oro.

Aparte de los 34 goles en la Liga, Leo Messi ha anotado también seis goles en la Liga de Campeones, cuatro en la Copa del Rey y uno en la Supercopa de España, con un total de 45 goles en todas las competiciones en los 54 partidos disputados. Además, el argentino ha repartido un total de 17 asistencias en todas las competiciones, y ha sido el máximo asistente de la Liga, con 12.