null

Valdés, al Bernabéu / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

La suerte dio la espalda al FC Barcelona en el primer título de la temporada, ganado finalmente por el Real Madrid por un global de 4-4 gracias al valor de los goles como visitante en caso de empate. De esta manera, el conjunto azulgrana veía como el título se escapaba tras tres temporadas seguidas ganándolo.

Desgracia en la ida y en la vuelta

El partido de ida en el Camp Nou fue trepidante. Los hombres de Tito Vilanova dieron la vuelta rápidamente a un 0-1 y pusieron en el marcador un 3-1 que era incluso corto. Una de las posibles jugadas del 4-1 acabó con un error de Valdés que supuso el 3-2 final de Di María. Demasiado premio para un Madrid inferior en la ida.

El duelo de vuelta estuvo marcado por la expulsión de Adriano antes de la media hora de partido. Con 2-0 en el marcador, un tanto de Messi antes del descanso daba vida a un Barça que, a pesar de la inferioridad, tuvo contra las cuerdas a un Madrid que acabó pidiendo la hora (2-1).