null

Ésperance de Tuníssia / FOTO: FIFA.COM

Ayer
El Espérance Sportive de Tunis es la máquina de ganar títulos del fútbol tunecino: en 20 años, ha conquistado nada menos que 14 ligas, siete copas y dos supercopas de Túnez. Y si bien su éxito en el panorama continental no alcanza tales cotas, los Sangre y Oro poseen un palmarés a la altura de los grandes del continente: una Liga de Campeones de la CAF lograda en 1994, la Supercopa de la CAF del año siguiente, la Copa Africana de Ganadores de Copa de 1998 y la Copa de la CAF de 1997, sin olvidar las tres finales de la Liga de Campeones de la CAF que perdieron entre 1999 y 2010. La última derrota fue la más dolorosa, ya que cayeron por un inapelable tanteo global de 6-1 en los dos partidos a manos del TP Mazembe.

Hoy
El balance de la temporada 2010/11 del Espérance es excepcional. Tras adjudicarse la liga y la copa en Túnez, los hombres de Nabil Maaloul realizaron un triplete histórico con su triunfo en la Liga de Campeones de la CAF, contra el Wydad de Casablanca. Una campaña magnífica, que coronarán con la participación en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA. El líder del equipo, en el que destaca la presencia de jugadores nacionales, es el capitán Oussama Darragi, una de las grandes esperanzas de su país.

¿Y mañana?
"Honrar al continente africano". Esta frase se repite en boca de todos los tunecinos. Y sin duda pueden confiar en que Nabil Maaloul, un auténtico ídolo del club cuyos colores defendió como futbolista, hará que sus hombres afronten la cita japonesa en las mejores condiciones psicológicas posibles. "Lo más importante es la victoria. Una final no se juega, se gana", declaró después de alzar el título continental.

 

Clasificación en cifras
El largo camino que recorrió el Espérance hasta proclamarse campeón de África ha sido tranquilo, si nos fijamos en las estadísticas. El club de la capital tunecina superó sin dificultades las dos primeras rondas, en las que se deshizo cómodamente del ASPAC Cotonou y del ASC Diaraf. Luego los Sangre y Oro terminaron la fase de grupos en la primera posición de su liguilla, por delante de su futuro adversario en la final, sin registrar ni una sola derrota. Antes de imponerse al Wydad de Casablanca en la final por un resultado global de 1-0, el equipo venció por 3-0 a Al Hilal en la eliminatoria de semifinales.

Números que hablan
0: el Espérance se mostró inexpugnable ante su público. Los tunecinos consiguieron mantener su puerta a cero en siete partidos jugados en casa.

FUENTE: fifa.com

Equipos

Santos FC

Kashiwa Reysol

Esperance Esport. Tunis

CF Monterey

Auckland City

Al Sadd