null

Al-Sadd

Veintidós años después de su primer triunfo continental, Al Sadd acaba de regresar de nuevo a lo más alto del fútbol asiático al conquistar la Liga de Campeones de la AFC 2011, gracias a su mezcla perfecta de curtidos veteranos y jóvenes promesas.

Han pasado cuatro años desde que se proclamó por última vez campeón de la liga Qatarí pero su exitosa campaña en la máxima competición de clubes asiática se ha producido en el momento más propicio para permitir al equipo afrontar con la moral por las nubes el próximo curso del campeonato nacional.

Obligado a disputar la competición de preclasificación, el Al Sadd empezó su campaña con una victoria por 5-1 sobre el Al Ittihad saudí en la eliminatoria de semifinales de Asia occidental. A continuación se clasificó para la fase de grupos al derrotar al Dempo SC de la India por 2-0 en la final. Encuadrado en el Grupo B con el Al Nasr saudí, el Pakhtakor uzbeko y el Esteghlal iraní, el conjunto Qatarí no perdió ni un solo enfrentamiento y terminó como líder de la tabla, con 10 puntos cosechados.

En la eliminatoria de octavos, a partido único, Al Sadd recibió la visita del Al Shabab, de Arabia Saudí, y se impuso por 1-0. En cuartos se encontró con el Sepahan y, dado que el rival iraní había alineado ilegalmente a un jugador, se dictaminó la victoria de los qataríes en la ida por 3-0. La derrota por 2-1 sufrida en la vuelta, en Doha, no fue suficiente para impedirles el pase de ronda.

La semifinal contra el Suwon Bluewings, de la República de Corea, brindó otra eliminatoria de infarto. Tras la victoria por 2-0 arrancada en Corea del Sur en la ida, el Al Sadd recibió un gol en contra en casa (0-1), pero consiguió cerrar filas a partir del tanto cedido y meterse en la final.

Su rival en el choque decisivo de la competición fue otro equipo surcoreano, el impresionante Jeonbuk Motors, anfitrión del encuentro en el Estadio de la Copa Mundial de la FIFA de Seúl. Con 40.000 aficionados apoyando a los locales, el Al Sadd se encontró pronto en desventaja, pero le puso agallas e igualó el encuentro antes del descanso. A mediados de la segunda parte, los visitantes se pusieron por delante en el marcador, aunque el Jeonbuk volvió a empatar la contienda en el segundo minuto del tiempo de descuento. Tras una prórroga sin goles, el partido se vio abocado a los penales, donde el guardameta Mohamed Saqr atajó dos lanzamientos y el argelino Nadir Belhadj sentenció el triunfo del Al Sadd en el último disparo del encuentro.

15 son los partidos que ha disputado el Al Sadd en su largo camino hacia la gran final, en los que registró ocho victorias, cuatro empates y dos derrotas, junto con un total de 24 goles a favor y 12 en contra.

Elimina al Esperance

El Al Saad se convirtió en el rival del Barça en las semifinales del Mundial de Clubes al deshacerse del Espérance de Túnez en los cuartos de final. El campeón qatarí venció por 2-1 con goles de Al Khalafan y Koni.

FUENTE: fifa.com