null

Villa y Cesc, con la Supercopa de Europa / FOTO: ARCHIVO FCB

Tras dos meses de vacaciones y pretemporada, llegaba la hora de volver a competir. De ganar. El FC Barcelona se impuso al Real Madrid en la Supercopa de España, con un global de 5-4 y dos partidos de un alto nivel futbolístico, resueltos por Messi, autor de tres goles en la eliminatoria. Una semana más tarde el Barça se apuntaba también la Supercopa de Europa contra el Oporto (2-0), con Messi y Cesc Fábregas, la segunda y última incorporación del verano, como goleadores. 12 de 15 títulos con Guardiola. Una barbaridad.