null

Puyol y Messi, celebrando la victoria en el Bernabéu en las semifinales de Champions (0-2) / FOTO: ARCHIVO FCB

Abril se recordará por la maratón de clásicos. El equipo, lanzado en la Liga, firmó para empezar un valiosísimo empate en el Bernabéu (1-1) que prácticamente sentenciaba el título. En la Copa, el Madrid se impuso en la final disputada en Valencia (0-1). Quedaban, sin embargo, dos clásicos más, y el FC Barcelona los resolvió con un global de 3-1. Especialmente memorable fue el 0-2 logrado en el campo del Madrid, con dos golazos de Leo Messi. Wembley era un sueño hecho realidad. La cuarta estaba muy cerca.