fcb.portal.reset.password

Carles Aleña, en una acción durante el partido ante el Internacional de Porto Alegre / RAIMUND OTTMANN

El Juvenil A del FC Barcelona ha finalizado la Evonik Ruhr Cup International en la octava posición después de tres días de torneo. La competición, organizada por el Borussia Dortmund, comenzó el 30 de julio y el sistema de competición estaba formado por dos grupos de cinco equipos. El juvenil azulgrana se ha tenido que enfrentar al Borussia Dortmund, al Bochum, al Dinamo Tiflis y al Internacional de Porto Alegre, en la fase preliminar, y con el Borussia Mönchengladbach en la lucha por el séptimo y octavo lugar.

Buenos rivales para empezar a rodar

El equipo dirigido por Gabri García, que arrancó los entrenamientos de pretemporada el 27 de julio, inició la competición con una derrota ante el Dinamo Tiflis por 1-0 y, unas horas más tarde, se repuso consiguiendo la victoria frente al Bochum alemán (2-1) gracias a los goles de Jordi Tur y Oriol Busquets. El viernes, los azulgranas disputaron los dos partidos restantes de la fase de grupos y el Internacional de Porto Alegre y el Borussia Dortmund, el anfitrión, fueron los rivales. Dos derrotas por 0-2 y 1-2, respectivamente, dejaron el Barça como cuarto clasificado de la fase preliminar.

El cuarto clasificado del Grupo B, el Borussia Mönchengladbach, ha sido el rival del Juvenil A azulgrana en la lucha por la séptima y octava posición del torneo este sábado. El Stadion Rote Erde, a unos metros del imponente Signal Iduna Park, ha sido el escenario del último encuentro de los azulgranas. Los de Gabri no han podido superar el equipo alemán y han acabado cayendo por 0-2.

Volver arriba