fcb.portal.reset.password

Los jugadores del Infantil B hacen piña antes del inicio de un partido. VÍCTOR SALGADO / FCB

La formación que reciben los jugadores del FC Barcelona en la Ciudad Deportiva Joan Gamper se fundamenta en cinco valores: trabajo en equipo, humildad, esfuerzo, respeto y ambición. Cinco conceptos que se pueden aplicar a la perfección al Infantil B que dirige Sergi Milà. Sólo así, con estos cinco valores, se entiende que ellos, los jugadores más pequeños de una Liga en la que se enfrentan a rivales un año más grandes, no den un partido por perdido, no se rindan nunca y hayan sido capaces de conseguir cinco de sus 17 victorias en Liga remontando en los últimos instantes del partido cuando ya todo parecía perdido. “Estas cinco remontadas demuestran el carácter y la ambición de este grupo. Es verdad que hemos de trabajar para no llegar a estos momentos, pero cuando se producen, si tenemos un marcador adverso, es un grupo que no baja nunca los brazos y que gracias al trabajo en equipo consigue darle la vuelta a la situación y remontar los partidos. Sólo hay que ver cómo celebran los goles para darse cuenta de la ambición de este grupo de chavales”, explica Sergi Milà.

La primera victoria in extremis llegó en la jornada 4 en el campo del Hospitalet. Víctor Muñoz resolvió en el último minuto un partido que parecía condenado al empate (1-2). El segundo partido en el que se ganó en el último suspiro fue en la jornada 13 contra La Floresta en la Ciudad Deportiva Joan Gamper. El partido también parecía condenado al empate final hasta que apareció Yago Ponce para marcar el 1-2 en el último minuto. La tercera remontada épica, esta conseguida con un jugador menos por la expulsión de Arnau Solà en el minuto 24, la protagonizó el Infantil B también en casa contra el Cornellà, que se avanzó en dos ocasiones hasta que Xavi Simons, a 5 minutos del final, se inventó un pase magistral vertical que convirtió Leo dos Reis en el 3-2 final. La cuarta victoria sobre la campana llegó en el campo del Marianao Poblet cuando, con 2-2 en el marcador, el equipo no desistió hasta que Xavi Simons hizo el 2-3 en el tiempo añadido en una jugada de carácter.

La última contra el Hospitalet

La última de estas remontadas épicas del Infantil B llegó el pasado domingo en la Ciudad Deportiva Joan Gamper. El Hospitalet se había avanzado por 0-3 en 27 minutos en los que los jugadores de Sergi Milà no estuvieron muy acertados. Todo lo contrario. Pero es en estos momentos, cuando todo parece perdido, que sale la magia de este equipo. Otger Sastre hizo el 1-3 antes del descanso y en la segunda parte todo cambió. El Barça salió decidido a por el partido y Nadir anotó el 2-3 en el minuto 62. Quedaban 8 minutos para acabar el partido y el Infantil B no se rindió. Leo dos Reis hizo el 3-3 cuando sólo quedaban dos minutos y en el tiempo añadido llegó el gol de Xavi Simons. Era el 4-3 que hizo enloquecer, por quinta vez en esta temporada, a un equipo que se ha abonado a los finales de infarto.

 

Volver arriba