fcb.portal.reset.password

Guillermo Amor. FOTO: Archivo FCB

Guillermo Amor, director técnico del fútbol formativo del FC Barcelona, ha hecho balance de una temporada llena de éxitos que califica como "muy buena en cuanto a títulos". Sin embargo, Amor asegura que "se ven los resultados, pero nosotros miramos el global de la temporada, el comportamiento diario". Amor recuerda la fidelidad a la filosofía del club: "Es para estar satisfechos por los resultados, pero sobre todo por la forma por como se consiguen. Muchas veces es más importante el camino que el resultado final, porque trabajamos con nuestra idea y estilo".

Apuesta por la continuidad del proyecto

La importancia de tener una idea de juego y un proyecto se traduce en la apuesta por la continuidad de los entrenadores del fútbol base: "La idea es que seamos los mismos prácticamente, menos los cambios obligados. Los técnicos están contentísimos y quieren seguir", asegura Amor. "Si a mí no me gustara lo que hago, no estaría aquí. Estar en el Club es un motivo de orgullo", afirma.

La importancia de la formación

"Cuando el futbolista de casa llega al primer equipo la presión se soporta mucho mejor porque sabes qué es el Barça. Además se siente reforzado por el grupo de jugadores formados en el Barça del primer equipo. Es acogido porque ellos que también han vivido lo mismo", señala Guillermo Amor.

Además, el responsable del fútbol formativo señala que, aunque se prioriza la filosofía del Barça, también se prepara a los chicos para lo que significa jugar en el Club: "Nosotros decimos que ganar no es prioritario, apostamos por la formación. Pero no nos olvidemos de la mentalidad ganadora. Los chicos deben tener en mente que representan al Barça y deben hacer las cosas bien", asegura el ex jugador azulgrana.

La marcha de jugadores

Por otra parte, tres jugadores han emigrado a la Premier: "Nos hemos de tomar el tema con calma. La decisión es personal del jugador y su entorno. No privamos a nadie de irse. Sin embargo, la media dice que sólo se marcha un chico cada año".

"La diferencia de quién llega y quién no es el aspecto mental"

Muchos jugadores tienen talento para poder triunfar, pero para Guillermo Amor la diferencia de quién llega al primer equipo es "el aspecto mental, tener las cosas claras, meterse el objetivo en la cabeza y trabajar para ello".

"Decir cuando son pequeños que este chico o el otro puede llegar al primer equipo es complicado y no se debería hacer. Tenemos muchos jugadores con talento pero deben crecer, les queda mucho por delante. Cuando son cadetes o juveniles ya sí se ven las posibilidades de cada uno", afirma Amor.

Volver arriba