fcb.portal.reset.password

El gol de Patri en la ida. | MIGUEL RUIZ-FCB

No hay nada mejor en el fútbol femenino europeo. Un Miniestadi lleno (esta mañana se ponen a disposición de los aficionados las últimas 1.500 entradas gratuitas) acogerá la vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones entre el Barça y el vigente bicampeón, el Olympique de Lyon. El 2-1 de la ida hace sólo seis días en el Groupama Stadium ha dejado este cruce como el más equilibrado de los cuatro de la ronda.

Sin embargo, es evidente que se precisa una nueva proeza para contener y vencer al unánimemente reconocido como mejor equipo del mundo. En la primera parte del primer partido se pudo comprobar todo el potencial ofensivo de las francesas ante una inconmensurable Sandra Paños, mientras que en buena parte de la segunda las catalanas, todo orgullo, se hicieron con la posesión y es cuando pudieron empatar momentáneamente con el valioso gol de Patri Guijarro.

Respecto a aquel partido, el cuerpo técnico azulgrana no podrá contar con las brasileñas Andressa Alves y Fabiana Simoes, que ya se han incorporado a su selección para disputar la Copa América. Se unen así a la baja de la lesionada Leila Ouahabi. Tampoco podrá estar en el banquillo el entrenador Fran Sánchez, tras su expulsión en Lyon.

Con todo, el equipo necesitará todo el calor de su afición para superar al elenco de estrellas visitantes, hacer historia y estar en las semifinales de la Champions por segunda temporada consecutiva. El reto es mayúsculo, como la ilusión de las culés para alcanzarlo.

Volver arriba