fcb.portal.reset.password
Dues jugadores disputen una pilota

Imagen del derby de la Copa Catalunya / FOTO: VÍCTOR SALGADO-FCB

La Ciudad Deportiva Joan Gamper vivirá este próximo sábado (11.45 horas, GOLT) una nueva edición del derby entre los equipos femeninos del Barça y el Espanyol. Un partido que las azulgranas afrontan con buenas sensaciones tras la buena victoria en Granada (0-3) el pasado domingo. Las de Llorens quieren seguir con seis puntos de ventaja sobre el Athletic Club, segundo clasificado, o bien intentar ampliarla.

"Nos encontraremos un equipo muy concentrado en el partido y con ganas de conseguir la victoria", analizó Xavi Llorens. "Después del buen trabajo en Granada el equipo afronta el derby con optimismo. En este 2014 ya llevamos dos empates y no podemos ceder más puntos", explicaba la capitana Vicky Losada.

Un Espanyol muy diferente

Entre el líder, el Barça, y el Espanyol, 14º, hay 32 puntos de diferencia, pero sin embargo las azulgranas no se fían. El equipo que se encontrarán el sábado difiere mucho del de la primera vuelta en la que las chicas de Xavi Llorens se impusieron (0-3) en la Ciudad Deportiva Dani Jarque. Las blanquiazules tienen a José Antonio Montes como nuevo entrenador desde el 20 de enero, que intentará sacar a su equipo de las posiciones bajas de la clasificación.

"El Espanyol está cambiando muchas cosas en actitud y situación de las jugadoras en el terreno de juego. Necesitan los puntos. Nosotros debemos estar muy centrados en defensa y no cometer ningún error. Debemos tener el mediocampo que juegue rápido y también aprovechar las ocasiones", comentaba Llorens.

"Bárbara está haciendo goles, Deborah nos ha creado siempre mucho peligro. Ellas saldrán con una gran actitud. Nosotros tendremos que salir con más actitud para superarlas. El Espanyol siempre es un equipo competitivo con toda la historia que tiene en el fútbol femenino. En un derby no hay favoritos", avisaba Vicky.

Invictas en una Liga extraordinaria

Hasta el momento las chicas de Xavi Llorens están ofreciendo una fiabilidad muy grande. Después de dieciocho jornadas disputadas las azulgranas han cedido sólo tres empates. Eso sí, dos de ellos han sido en el último mes. El equipo, sin embargo, es consciente de que cada vez es más difícil conseguir los tres puntos.

"La situación es muy diferente a la de la temporada pasada, estábamos obligados a ganarlo todo y las jugadoras estaban mentalizadas. El año pasado era un Barça herido y ahora todos los equipos vienen a ganarte porque hace mucho que no perdemos y todo el mundo quiere ser el primero en ganarte. Debemos estar muy atentos a no cometer errores", concluía el entrenador azulgrana.

Volver arriba