fcb.portal.reset.password

Los jugadores del Barça B celebran uno de los cuatro goles marcados en la Nova Creu Alta / FOTO: GERMÁN PARGA - FCB

El Barça B ha conseguido una victoria de oxígeno en la Nova Creu Alta de Sabadell que le deja con 26 puntos y le acerca a la zona tranquila de la tabla. Ante el colista de la categoría, los de Eusebio, con la novedad de Suárez en la porteria, han recuperado la mejor versión del filial y han vuelto a ganar a domicilio con goles de Munir, Sandro de penalti, Halilovic y Dongou. Aníbal había igualado momentáneamente el marcador, pero los azulgranas se han acabado imponiendo con autoridad.

La importancia del partido era máxima, y las intenciones de ir a por el gol de los dos equipos han sido más que claras desde el inicio. La tónica general del primer tiempo ha sido de ida y vuelta en las dos áreas. Antes de todo lo que pasaría, Benja ha estado a punto de adelantar al conjunto arlequinado tras ganar la espalda a la defensa azulgrana, pero ha acabado chutando desviado. A partir de aquí, y todavía sin un control evidente por parte de ninguno de los dos equipos, ha sido el Barça B quien ha llegado con más peligro.

Ventaja en el caos

 

Munir ha contestado a la ocasión inicial con un remate que después de detener el portero local, De Navas, ha acabado estrellándose en el larguero. Cámara ha sido el siguiente en intentarlo con un disparo ajustado, y Collantes ha respondido por el Sabadell. El partido estaba loco, pero Munir ha puesto pronto el acierto necesario. El delantero hispano-marroquí, en una acción muy parecida a la del segundo minuto, ha quedado solo ante De Navas y ha cruzado el disparo para hacer el 0-1.

El gol del filial no ha serenado el ritmo trepidante en los dos campos, y Suárez ha tenido que volver a intervenir para salvar un disparo de Eguaras. A continuación han sido Halilovic y Cámara los que han tenido una doble ocasión para ampliar el marcador. A partir de la media hora de juego, sin embargo, el Sabadell ha pasado a tener más protagonismo en ataque y ha contado con varias oportunidades claras de gol, hasta que la ha encontrado. Aníbal, de cabeza, ha igualado el marcador, pero el empate no ha mantenido ni tres minutos.

En las siguientes jugadas el Barça B ha recuperado la iniciativa y pronto ha llegado el premio. Cristian ha cometido penalti sobre Dongou, ha sido expulsado y Sandro ha transformado desde los once metros. Los hombres de Eusebio han aprovechado el empuje y la superioridad numérica para ampliar la ventaja. Ha sido Halilovic, con una buena jugada personal que definió con un disparo ajustado, quien ha situado el 1-3 antes del descanso

Sentencia definitiva

El partido estaba de cara para el filial, y aún lo ha sido más en la reanudación. Tras un susto inicial de Collantes, ha sido Dongou quien ha acabado de sentenciar una victoria muy necesaria. El delantero camerunés ha definido a la perfección desde dentro del área pequeña tras recortar su defensa y ha situado un 1-4 que, dada las circunstancias, dejaba la victoria decidida.

A partir de ahí el juego se ha calmado y, salvo algunas llegadas de Aníbal por parte arlequinada, ha estado más cerca otro gol azulgrana que no el segundo local. Sandro y Juan Román, que ha sustituido Munir, pudieron ampliar el marcador ganando la espalda a la defensa adelantada del Sabadell.

Finalmente, el Barça B ha vuelto a ganar a domicilio después de hacerlo por última vez, el 7 de diciembre, en Montilivi. Los de Eusebio suman ahora 26 puntos y visitarán la próxima semana el Zaragoza.

LA FICHA

CE Sabadell, 1
Barça B, 4

CE Sabadell: De Navas, Ciércoles, Cristian, Collantes, A.Hidalgo (Carlos Hdez, min 60), C.Clerc, Aníbal, Eguaras, Kiko Olivas, Benja (Benja, min 56) y Yeray (Agus, min 40).

Barça B: Suárez, Grimaldo, Patric (Diagne, min 86), Edgar Ié, Dongou, Munir (Joan Román, min 61), Gumbau, Juan Cámara, Sandro, Halilovic (Bicho, min 69) y Robert Costa.

Goles: 0-1 Munir, min 10; 1-1 Aníbal, min 33; 1-2 Sandro (p), min 36; 1-3 Halilovic, min 39; 1-4 Dongou, min 57.

Árbitro: Arias López, asistido en las bandas por De Juana González y Prieto López de Ceraín.

Volver arriba