fcb.portal.reset.password

Rafinha durante el partido contra el RM Castilla de la temporada pasada / FOTO: ARCHIVO FCB

El Miniestadi será el escenario, este domingo (12 horas, Canal Plus), de uno de los partidos más apasionantes de la Liga Adelante, y el más esperado por los dos filiales del FC Barcelona y el Real Madrid. Y es que la rivalidad histórica entre estos dos conjuntos se remonta a muchos años atrás.

El filial madridista ha visitado el Miniestadi en 17 ocasiones, con ocho victorias azulgrana, cuatro empates y cinco victorias del Castilla. El primer enfrentamiento entre las dos canteras fue la temporada 1974/75 en un partido de Copa y se disputó en el campo de la Fabra i Coats, ya que hasta el 1982 el filial azulgrana no se trasladó al Miniestadi. En aquel partido, el Barça Atlètic se impuso (2-0) gracias a los goles de 'Tente' Sánchez y Durán. A pesar de perder en el partido de vuelta (3-2) los azulgranas se clasificaron para la siguiente ronda.

Goleadas en los años noventa

Años más tarde, en 1994, con jugadores como Angoy, Celades o Jordi Cruyff, el filial azulgrana goleó (4-1) con doblete de Cruyff, un gol de Luis Cembranos y uno de Celades. Pero cuando alguien piensa en un Barça B-Castilla mítico, a todos les viene a la cabeza la goleada (5-0) durante la fase de ascenso a Segunda División de la temporada 1997/98. Aquel equipo entrenado por Josep Maria Gonzalvo y que lo formaban jugadores de la talla de Xavi, Puyol, Gabri, Luis García o Francesc Arnau, jugó un partido apasionante ante un Castilla entrenado por Miguel Ángel Portugal.

El último precedente, azulgrana

La pasada temporada el primer ‘Miniclásico’ llegó muy temprano, en la segunda jornada, pero fue a domicilio, en el Estadio Alfredo Di Stéfano. Allí, el equipo de Eusebio Sacristán perdió (3-2) con un gol en propia puerta y uno del reusense Sergi Roberto de penalti. Aún así, el último precedente, jugado en el Miniestadi el 27 de enero de la temporada pasada, fue para el Barça B. Dos goles de Sergio Araujo y uno de Gerard Deulofeu desde los 11 metros permitieron a los de Eusebio Sacristán remontar el tanto inicial de Morata para llevarse los 3 puntos ante un Mini lleno hasta la bandera.

Volver arriba