fcb.portal.reset.password

Deulofeu, en una jugada del partido. FOTO:MIGUEL RUIZ - FCB

El Barça B ha vuelto a ver cómo se le escapaban tres puntos que tenian ganados en el último minuto del partido. A pesar de una primera parte muy sólida con un gol de Sergi Gómez que ha dado ventaja a los locales, la reanudacion ha sido un poco más gris y el Alcorcón ha encontrado el premio a su insistencia en aprovechar un córner que Laguardia ha rematado al fondo de la portería de Masip.
 
Posesión Azulgrana

El filial ha saltado al terreno de juego con las ideas claras y se ha convertido en el dueño del balón en los primeros compases. El Alcorcón tenía claro que guión quería seguir: esperar a los azulgranas cerrado en terreno proprio para buscar opciones al contragolpe. El Barça B, como siempre, ha querido crear a partir de la posesión.

El primer aviso ha salido de las botas de Fernando Sales, con un disparo desde fuera del área que no ha inquietado a Masip. Después de unos instantes sin demasiada historia, los madrileños han sabido trenzar una acción rápida para encontrar a Morán en la posición de extremo derecho. Este ha colgado el balón al punto de penalti y Sergi Enrich remata fuera en una clara ocasiones al cuarto de hora de juego.

El 'B' despierta

La llegada visitante ha espoleado a los de Eusebio que no han hecho tardado en dar su respuesta. Araujo primero y Espinosa luego han podido avanzar a los catalanes. El argentino no ha llegado a rematar un pase en profundidad y el segundo ha enviado demasiado centrado un disparo desde la frontal.

Con el partido mucho más activo, ambos conjuntos han puesto las cartas sobre la mesa. Los de José Bordalás seguían cediendo el balón a los culés, pero cuando lo han recuperado, han sabido crear peligro. Morán ha vuelto a inquietar la defensa culé con una llegada por la banda derecha que Sales remató al cuerpo de Masip. En la acción posterior el mísmo Morán hecho lucir al meta catalán en un disparo lejano.

El primero, merecido

Pero el filial no se ha arrugado, ni mucho menos, y Muniesa ha rozado el gol con un disparo desde fuera del área que ha salido a pocos centímetros de la escuadra. Los culés, además, han seguido encontrando espacios para la llegada. Kiko Femenía ha llegado por la banda derecha y ha forzado una falta que ha originado el primer gol. Deulofeu ha servido el balón al segundo palo para Rafinha, que lo dejaría muerto sobre la línea y un atento Sergi Gómez ha enviado el balón a la red. Sin duda, la mejor manera de celebrar su reciente renovación.

Reanudacion con menos dominio

Con el marcador en contra, el conjunto madrileño ha buscado la portería de Masip y ha estado a punto de encontrar la recompensa a los 10 minutos, cuando un centro-chut de Juli ha salido fuera rozando el palo derecho. Posteriormente, Laguardia ha mandado alto un remate de cabeza a la salida de un córner.

Han sido unos minutos donde el filial ha perdido fuelle y ha visto peligrar los tres puntos, Sergi Enrich ha vuelto a hacer intervenir a Masip con un disparo desde dentro del área que ha parado cómodamente el guardameta culé.

Final agridulce

El filial necesitaba estimulos y no los ha sabido encontrarlos. Sin embargo, han sido los catalanes los que han disfrutadas de la mejor ocasión para sentenciar el partido. Agostinho Cá, que hacía pocos minutos había sustituído a Espinosa, ha servido en bandeja el segundo gol a Deulofeu, pero éste, completamente solo ha enviado el balón al cuerpo del único defensa visitante que defendeía la portería de Manu Fernández, que estaba totalmente vendido. Así se ha llegado al tiempo de descuento y el Mini temblaba.

Los madrileños han seguido tirando de fe y corazón para salvar un puntos que las daban vida en las opciones de ascenso. El filial seguía viendo como el rival les ahogaba en campo propio y la buena actuación de la defensa culé liderada por Edgar Ié y Sergi Gómez se ha ido a pique.

En la última ocasión del partido, Laguardia ha enmudecido las gradas al rematar un córner al fondo de la portería de Masip. Un gol que ha sido un jarro de agua fría después de 60 minutos de ir por delante en el maracdor.

Volver arriba