fcb.portal.reset.password

Araujo i Deulofeu celebren un gol. FOTO: ÁLEX CAPARRÓS - FCB

El Barça B afronta la fase más dura de la temporada con las pilas bien cargadas. El buen ambiente que se vive en los entrenamientos se traslada a los terrenos de juego y el resultado son seis partidos sin perder y ante equipos que se jugaban el ascenso y la permanencia. Si bien es cierto que ha empatado los últimos tres partidos en el Mini, el objetivo será la victoria ante el Alcorcón.

Ahora el reto es mayúsculo. Y es que los tres rivales que vienen se juegan el trabajo de toda una temporada con el objetivo de jugar el próximo año en Primera División.

El Alcorcón, rival herido y con hambre

El primer rival será el Alcorcón, que visita el Mini (18 horas, Esport3) encadenando dos derrotas ante rivales directos: el Girona (3-2) y el Villarreal (1-3). Así pues el conjunto de Bordalás necesita los tres puntos para seguir a la caza del Girona (67 puntos), el equipo que marca el ascenso directo a Primera. Se encuentra a dos puntos de los catalanes, empatado con el Villarreal y el Almería.

Por su parte, el filial azulgrana suma 56 puntos y ocupa la octava plaza en la clasificación.

Bajas importantes en el filial

Eusebio Sacristán tendrá bajas sensibles para este compromiso, sobre todo en defensa. A las lesiones de Planas, Lobato, Juste y Grimaldo hay que añadir las bajas por sanción de Ivan Balliu y David Lombán por acumulación de tarjetas. Además, tampoco estará disponible Sergi Roberto, que progresa adecuadamente de sus molestias en el aductor.

Oier Olazábal y Luis Alberto sí estarán disponibles al recibir el alta médica de sus respectivas lesiones.

Premio al buen trabajo

El equipo amarillo lleva dos grandes temporadas en la Liga Adelante. La temporada pasada estuvo a un paso de subir de categoría y esta está en plena lucha por conseguirlo. Bordalás ha logrado construir un equipo muy compacto y que ha ganado 20 partidos de los 38 disputados, sólo dos menos que el líder, el Elche y empatado con el Girona que es el segundo.

Su máximo peligro es el ex azulgrana Oriol Riera, que con 18 goles es el máximo goleador de su equipo, pero que no podrá participar ante el Barça B por acumulación de tarjetas.

Volver arriba