fcb.portal.reset.password

Muniesa y Lobato, en el suelo, dos ejemplos de defensas limpios / FOTO: ARXIU FCB

El Barça B, formado por jóvenes futbolistas de la cantera azulgrana, tiene una forma de jugar que prioriza la posesión y el buen trato al balón. Prueba de ello es que es el equipo más limpio de Segunda A. Después de 18 jornadas de Liga los de Eusebio Sacristán sólo han visto 41 tarjetas amarillas y ninguna roja. Unas estadísticas similares a las de la pasada temporada. Con Luis Enrique en el banquillo el equipo recibió el premio Fair Play como el equipo más limpio de la Liga, con un balance de 97 tarjetas amarillas y sólo cinco rojas.

Esta temporada, sólo el Nàstic ha visto menos tarjetas amarillas que el filial del Barça pero los de Tarragona les han mostrado una roja. Si nos centramos en los defensas, entre Montoya (1), Lobato (1), Bartra (1), Muniesa (1), Gómez (2), Armando (2) y Balliu (0) sólo suman ocho de las 41 tarjetas que ha visto el equipo.

Son cifras similares a las del primer equipo. Los de Guardiola son el segundo conjunto más limpio de Primera División, con un balance de 30 tarjetas amarillas y ninguna roja después de las 16 primeras jornadas. Además, defensas como Puyol o Abidal no han visto ninguna.

Recordemos que actualmente el Barça B ocupa la decimocuarta posición de la clasificación de Segunda A con 23 puntos. El balance es de seis victorias, cinco empates y siete derrotas. Ha marcado 28 goles y ha encajado 26.

Volver arriba