Ignacio Alabart recuerda su paso por La Masia

Ignacio Alabart recuerda su paso por La Masia

El gallego es el primer jugador con ficha del primer equipo del Barça Lassa de hockey después de haberse formado en la residencia barcelonista

La habitación 119 de la Masia acogió a un adolescente Ignacio Alabart en verano de 2012. El gallego, de sólo 16 años, había abandonado su Coruña natal y entraba en el universo barcelonista con un objetivo muy claro: llegar al Palau Blaugrana. “Tener la oportunidad de estar en el mejor club del mundo es una responsabilidad y vine con mucha ilusión, pero también con un cierto miedo”. Cinco temporadas después, el trabajo ha tenido recompensa. Alabart se ha convertido en el primer jugador que forma parte –de pleno derecho– del Barça Lassa de hockey patines tras haber vivido en el Centro de Formación Oriol Tort, inaugurado en 2011.

Las fotos de su familia y de sus amigos llenaron enseguida el espacio de la habitación de un niño “muy vinculado al entorno familiar”, asegura Alabart durante una visita a la Masia hecha expresamente para la REVISTA BARÇA (páginas 42-43). “Durante el día estaba distraído y no había ningún problema, pero por la noche lo pasaba algo peor”. Con su primer compañero de habitación, Marc Palau (ahora jugador del Citylift Girona), se contaban las primeras confidencias de una apuesta que ha acabado siendo exitosa. “Aquí comienzas a apreciar tu entorno familiar y los amigos. ¡Aquí te haces más fuerte! Te acostumbras a estar más lejos de casa y eso te aporta un punto de madurez que, si me hubiera quedado en A Coruña, no tendría”. “Estoy muy contento de haber aceptado esta experiencia y de cómo fue”, afirma haciendo una mirada al pasado.

“Aquí comienzas a apreciar tu entorno familiar y los amigos. ¡Aquí te haces más fuerte!"

En su primera temporada lejos de casa, siendo juvenil de primer año, el joven gallego demostró una rápida adaptación que le permitió estrenarse con el filial en Primera División e, incluso, con el primer equipo. Fue el 5 de mayo de 2013, en un Barça-Blanes de OK Liga en el que se retiró la camiseta de Borregán. “Fue ilusionante debutar en un día tan especial”.

El entonces estudiante de Bachillerato está cursando ahora el cuarto curso de la carrera de Empresariales, que compagina de la mejor manera posible con la exigencia de un equipo profesional como el Barça. Alabart fue presentado como jugador del primer equipo de la sección azulgrana más laureada el último verano, justo después de proclamarse campeón del mundo en China. La llamada del mánager Toni Miró llegó como premio al buen rendimiento ofrecido durante los dos cursos que estuvo cedido en el Voltregà (2015-17), mientras vivía en los pisos tutelados cercanos a la Masia, la cual visitaba cada día para ir a buscar el almuerzo y la cena.

El objetivo era el mismo que el de la primera noche del verano de 2012: hacer lo máximo posible para poder compartir pista con su referente Marc Gual o bien con otros jugadores de la cantera barcelonista, como el capitán Aitor Egurrola (en el primer equipo desde 1998) y Xavi Barroso (en el primer equipo desde 2013 y que residió en pisos tutelados). El olotense Marc Julià, ahora en el Bassano italiano, también tuvo presencia en el primer equipo entre 2011 y 2013, cuando aún era jugador del hockey formativo y residía en la Masia, donde actualmente viven tres deportistas de la sección de hockey: Jordi Mateos (Girona), Martí Gabarró (Arenys de Munt) y Xano Edo (Oporto). Alabart es el ejemplo a seguir.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo