Noche de estrellas gastronómicas en la Llotja

Noche de estrellas gastronómicas en la Llotja

La eliminatoria entre el Barça y el Lyon propició un encuentro de ida y vuelta entre los restaurantes Paul Bocuse, de Christophe Muller, y el Caelis, de Romain Fornell, que suman cuatro estrellas Michelin

Lyon y Barcelona tienen muchas cosas en común, de entre las cuales que son dos grandes capitales gastronómicas además de futbolísticas. Con motivo de la eliminatoria de los octavos de final en la Champions entre el Barça y el Olympique de Lyon, se disputó otro partido, en este caso gastronómico, en los palcos del Groupama Stadium y del Camp Nou. Los cocineros Christophe Muller, del restaurante Paul Bocuse de Lyon (tres estrellas Michelin), y Romain Fornell, del Caelis de Barcelona (una estrella), cocinaron para los invitados que asistieron a los palcos durante los dos partidos de la eliminatoria.

Todo el mundo quedó impresionado con el nage de bogavante frío y la alianza de foie gras de pato confitado sobre pan especiado que preparó Christophe Muller y con el huevo con trufa negra y jamón ibérico Joselito y la lata de coliflor, guisantes lágrima y cangrejo real que presentó Romain Fornells. Ambos chefs son grandes amigos y la Penya Gastronòmica Barça que preside Gregorio Salas, impulsora de la iniciativa de invitar destacados restauradores catalanes en la Llotja durante los partidos más importantes, pensó que sería buena idea que entregaran este duelo gastronómico coincidiendo con la eliminatoria de la Champions.

El restaurante Paul Bocuse lleva el nombre de uno de los chefs más famosos del mundo, el fundador de la nouvelle cuisine, que murió el año pasado, y actualmente está dirigido por su heredero gastronómico, Christophe Muller, que durante más de veinte años compartió la cocina del restaurante L'Auberge du Pont de Collonges, de Lyon, el templo de la alta cocina tradicional francesa, junto al legendario Bocuse. Romain Fornell es francés, pero hace muchos años que reside en Cataluña. Entre los invitados que pudieron degustar los platos de los dos cocineros se encontraba su compatriota François Hollande, ex presidente de la República de Francia, con quien se fotografiaron junto al presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu.

"Es un honor llevar a Barcelona Christophe, uno de los mejores cocineros del mundo. El restaurante Paul Bocuse de Lyon es la insignia de los restaurantes tres estrellas en el mundo", reconocía Romain Fornell, mientras su amigo Muller, a pesar de la derrota de su equipo en el campo, se mostraba encantado de haber podido vivir la experiencia de un partido en el Palco del Camp Nou, y confesaba: "Me he enamorado del Barça. Desde ahora soy seguidor del Barça. Me ha gustado la ciudad, el ambiente y su gente ha sido muy amable". Al lado, Gregorio Salas, el presidente de la Penya Gastronòmica Barça, vivió "un día muy emocionante, el nivel gastronómico ha sido de finalísima de Champions".

Llotjapresidencial
Llotjapresidencial
Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo