=
25 años de la primera Copa de Europa del FC Barcelona

25 años de la primera Copa de Europa del FC Barcelona

La final de Wembley '92, resuelta con un gol de Ronald Koeman en la prórroga, fue una jornada memorable que todos los barcelonistas siempre recordarán

Wembley 92. Una jornada histórica que cambió la historia del Club. La primera Copa de Europa azulgrana, el punto de partida de los logros que vendrían. Porque con cinco Champions en el palmarés, este sábado ya hace 25 años de la que lo empezó todo. El punto inicial y el momento exacto de despegue y que puso fin a la decepción europea de Berna contra el Benfica (3-2) y a la infausta final de Sevilla (1986), en la que el Barça perdió en la tanda de penaltis contra el Steaua de Bucarest.

Todo ello para iniciar un camino de títulos, con un juego reconocible en todo el mundo y una identidad propia. Ronald Koeman fue el héroe de aquella final, con su gol de falta en el minuto 111, pero los nombres de aquel equipo campeón forman parte de uno de los momentos clave del Club. Zubizarreta, Nando, Ferrer, Koeman, Juan Carlos, Bakero, Julio Salinas (Goikoetxea), Stoichkov, Laudrup, Guardiola (Alexanco) y Eusebio son los héroes de la final que marcó el inicio.

El camino hacia Londres

El transcurso del Barça hacia Wembley fue largo. Primero, tuvo que eliminar a los equipos alemanes del Hansa Rostock y del Kaiserlautern, este último gracias al milagroso gol de cabeza de Bakero pocos instantes antes de terminar el partido de vuelta.

Pero también después tuvo que quedar líder de la liguilla de clasificación para la final. Aquí, el éxito sonrió a los hombres de Johan Cruyff, que se enfrentaron contra el Sparta de Praga, el Benfica de Lisboa y el Dinamo de Kiev para alcanzar el billete para la final de la tan deseada Copa de Europa.

La gran final

La fecha era el 20 de mayo de 1992, en el viejo estadio de Wembley (Londres). El rival, un viejo conocido equipo italiano que ya había sido derrotado en la final de la Recopa de 1982: la Sampdoria. Ante unos 25.000 aficionados desplazados a la capital inglesa, el Barça encontró una dura resistencia de los italianos, con una estrategia de juego bastante conservadora. Así pues, con la emoción y los nervios a flor de piel se llegó sin goles a la prórroga.

Fue en el ya histórico minuto 111 (es decir, el sexto de la segunda parte de la prórroga) cuando llegó el mítico gol de Koeman, en una acción que se repite en la memoria de los azulgrana cada vez que se habla de Wembley 92: Stoichkov le cedió el balón a Bakero, que lo dejó muerto para que Koeman, con un potente y preciso disparo, superara tanto a la barrera como a Pagliuca. Nueve minutos más tarde todos los fantasmas del pasado se esfumaron y el Barça se proclamó campeón de Europa por primera vez en su historia. De todo ello este sábado hace 25 años.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo