=
Abidal:

Abidal: "Venir al Barça era un objetivo"

El nuevo embajador del FC Barcelona hace un repaso a su trayectoria como azulgrana cuando se cumplen diez años de su fichaje por el club

Este 28 de junio se han cumplido diez años del fichaje de Éric Abidal por el FC Barcelona, ​​proveniente del Olympique de Lyon. Una década donde el francés, ahora embajador del club, se ha ganado el aprecio de todos los barcelonistas tanto por su trabajo y calidad en el terreno de juego como por su carácter afable y luchador fuera de él. El ex jugador azulgrana ha hecho un repaso a su trayectoria en una entrevista en los medios oficiales del Club y, entre otras cosas, ha explicado como el Barça siempre había estado en su punto de mira.

"Mi padre era muy aficionado y le gustaba mucho Maradona, me enseñaba vídeos de cuando jugaba aquí. Esto se quedó en mi cabeza. Después de haber obtenido un contrato profesional, venir al Barça era uno de los primeros objetivos", ha explicado. Este sueño se cumplió finalmente el verano de 2007, pero ya hacía un año que Abidal se había puesto en contacto con el Club. En ese momento, sin embargo, su posición ya estaba cubierta y tuvo que esperar una temporada: "Continué trabajando para el objetivo y pude fichar un año más tarde".

Repasamos a continuación las declaraciones más destacadas de Abidal sobre varios episodios de su carrera azulgrana:

La llegada

"Adaptarse a la vida de aquí no fue fácil. Primero fue el idioma y luego los horarios. Aquí las comidas se hacen más tarde y había partidos que comenzaban a las 10 de la noche, cuando en Francia a esa hora ya se habían acabado casi todos"

"Cuando llegué me encontré a un montón de leyendas, un auténtico equipazo. Hablé con el Carles Puyol y me explicó cómo era el club. Había que trabajar duro porque la exigencia era muy grande"

Grandes partidos

"Los clásicos siempre eran partidos diferentes. El 2-6 fue un gran resultado, pero yo de lo que más me acuerdo es del espíritu del equipo: trabajar como nunca y las estrellas a hacer la diferencia"

(Las semifinales contra el Chelsea) "Iniesta, un jugador que nunca chuta, chutó y la colocó en la escuadra. Me perdí la final, pero por algo estamos en un deporte colectivo"

La enfermedad

"Una suerte que hemos tenido y que tenemos todos en este club es que cada año vamos a visitar a niños enfermos. Ir a animar a los pequeños, hablar con sus familias, es un apoyo para ellos"

"Cuando me diagnosticaron la enfermedad les dije a mis compañeros que no pasaba nada. Ustedes han de hacer su trabajo y yo antes de final de temporada volveré. Pero en mi cabeza lo primero era recuperarme y luego volver al terreno de juego"

(Sobre levantar el trofeo de la Champions en Wembley) "Puyol me dijo que cogiera el brazalete, que me lo merecía. Me dijo que lo había hablado con los compañeros y con el entrenador y que todo el mundo estaba de acuerdo. Yo le decía que no, pero me convenció. Me dijo que me sentiría como en una burbuja y así fue".

"Tengo que dar las gracias a Dios, a mi primo porque sin él no estaría aquí, pero también a mi familia, a la afición, al club... Porque solo no se consigue nada. La vuelta al Camp Nou fue uno de los días más felices de mi vida. Le doy las gracias a la afición por poder vivir ese momento"

La retirada

"En mi cabeza ni una lesión ni una enfermedad podía sacarme del campo, debía ser por fatiga personal, pero nunca por una enfermedad. Me dijeron que había un riesgo de recaída y paso a paso intenté recuperarme. Gracias a Dios y al trabajo diario pude seguir unos años más. Mi mujer quería que después del Barça lo dejara todo, pero ahora me entiende. Sabía que era capaz de jugar unos años más".

Los mejores recuerdos

"El mejor recuerdo que tengo aquí es cuando levanté el trofeo de Liga con Tito. También el último partido que estuve aquí, cuando pude sacar a mi primo al medio del campo. Se lo merecía. Conseguí que tuviera el aplauso de mucha gente y yo creo que representa lo que es el Barça. Más que un club, más que una familia".

 

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo