Johannesburgo se vuelca con el Barça

Johannesburgo se vuelca con el Barça

Las entradas se han agotado en sólo dos días y más de 500 periodistas de todo el mundo se han acreditado para seguir un amistoso que ha levantado pasiones en Sudáfrica

Johannesburgo tenía ganas de Barça. La ciudad más poblada del país más al sur del continente africano ha vivido una jornada de pasión culé. Desde que el equipo aterrizara este miércoles a primera hora los aficionados barcelonistas se han volcado con su equipo. Hacía 11 años que el conjunto azulgrana no visitaba Sudáfrica... y se ha notado.

Ya en el aeropuerto, la llegada de los Messi, Suárez, Iniesta, Piqué -los jugadores más aclamados- y compañía ha levantado una gran expectación. También en el hotel Sandtom Sun, donde se alojaba el equipo hasta la hora del partido, se han reunido cientos de seguidores.

Mientras el equipo esperaba el momento del amistoso, en el mismo hotel se ha organizado un encuentro con Patrice Motsepe, el presidente del Mamelodi Sundowns; Antonio Barradas, director de Laliga en África; y jugadores y expedición azulgrana, encabezada por el directivo Pau Vilanova, el CEO Òscar Grau y el secretario técnico Robert Fernández.

En este breve acto, Motsepe ha presentado el trofeo que ha recibido el Barça para ganar el partido, que es una escultura que reproduce la imagen de Nelson Mandela saludando una vez liberado después de 27 años en prisión. Hay que recordar que el amistoso celebrado en el FNB Stadium, el estadio donde Andrés Iniesta hizo campeona a la selección española del mundo en 2010 con un gol en la prórroga, se enmarca dentro de los actos del centenario del nacimiento de Nelson Mandela.

Entradas agotadas en sólo dos días

La mejor demostración de que el partido ha levantado un interés enorme ha sido como de rápido se han vendido todas las entradas. En sólo dos días se han agotado unas entradas -el estadio ha registrado una entrada de 87.000 espectadores- que costaban entre 3 y 40 euros. Para el amistoso se han acreditado más de 500 periodistas de todo el mundo.

La temperatura en Johannesburgo era muy diferente a la de Barcelona. Unos 7ºC esperaban al Barça cuando ha saltado al césped para realizar el calentamiento previo al partido. Era el momento en el que ha sonado por primera vez el himno del Barça, recibido con gritos de euforia por el público asistente y, también, la mejor manera para entrar en calor para un partido que difícilmente se olvidará en Sudáfrica.

Força Barça
Força Barça
Cerrar artículo