El estudio Batlle i Roig Arquitectes fue el ganador del concurso para el Nou Miniestadi, que se construirá en la Ciudad Deportiva, con un presupuesto de 12 millones para la construcción, incluyendo el Miniestadi, aparcamiento y la urbanización exterior del Miniestadi. El aspecto del Nou Miniestadi se conoció el 26 de mayo de 2015.

El estudio Batlle i Roig Arquitectes, que ya participó en la definición arquitectónica de la Ciudad Deportiva, ha proyectado un Miniestadi adaptado a los requerimientos del concurso. Tendrá una capacidad para 6.000 espectadores, adaptado a la categoría III de UEFA, con gradas cubiertas, un aparcamiento de 600 plazas y una operativa de funcionamiento independiente de la Ciudad Deportiva. Está previsto que su inauguración sea durante la temporada 2017/18.

Las claves de la propuesta ganadora

Se impuso en el concurso porque, arquitectónicamente, presentaba la propuesta de escala más apropiada para las necesidades del FC Barcelona, cumplía con los tiempos y costes requeridos, gozaba de un diseño integrado de 360º para mejorar el ambiente dentro del estadio, contaba con un edificio de tribuna potente y tenía un diseño versátil para aumentar la grada en el futuro.

Además, cumplía con requisitos necesarios, tanto en cuestiones medioambientales (certificación energética, reducir el mantenimiento, energía fotovoltaica) como económicas (procesos constructivos eficientes y oportunidades de patrocinio).

Por último, se valoró su equipo profesional, con integrantes especializados en BIM, paisajismo y fachadas, así como la documentación presentada, la más desarrollada, completa y rigurosa.