Cómo abrocharse los patines

Los patines deben ser del mismo número que el pie que se calza.
Las botas deben estar bien abrochadas.

Consejos para patinar

Lo primero que tienes que hacer para patinar es acostumbrarte a llevar los patines, caminando ayudándote ligeramente en la barandilla.

Consejos prácticos

Para patinar flexiona las rodillas y mantén el cuerpo recto.
Los brazos un poco abiertos y a la altura de las caderas.
Procura empezar poco a poco dejando deslizar los patines uno detrás de otro.

Las caídas

Es obligatorio el uso de guantes para todo el mundo y casco para menores de 12 años (aunque recomendable para todos).
No intentes levantarte sentado, empujando con las manos, ya que es casi imposible. Lo que tienes que hacer es: ponte de rodillas. Levanta una de las rodillas y apoya el patín en el hielo. Pon las dos manos en la rodilla que has levantado y apóyate en él para hacer la fuerza para acabar de incorporarte.

Deporte completo

Se trabajan todos los músculos del cuerpo. Patinar, además de embellecer las piernas, fortalece el sistema cardiovascular y es un desestresante natural. Los músculos de las piernas y glúteos son los más trabajados, pero también los de los brazos y la parte superior del cuerpo se utilizan mucho durante el entrenamiento. Patinando desarrollamos tanto la psicomotricidad como la concentración, es decir, es bueno para todo.
La ventaja fundamental es que puede patinar todo el mundo por ocio, ya que el grado de esfuerzo lo marca el propio patinador en función de su estado físico y nivel, tal como se demuestra en la escuela de patinaje del FCB, en la que hay gente de todas las edades y niveles (a partir de los 4 años hasta adultos).