El Auditori 1899 tiene una capacidad para 600 personas. | ÁLEX CAPARRÓS-FCB

El antiguo Palau Blaugrana 2, conocido como 'el Picadero', se transformó en marzo de 2013 en la nueva Sede Social y en el Auditorio 1899. El objetivo del nuevo emplazamiento era mejorar el servicio y hacerlo en el marco de un entorno agradable e histórico. Y es que el edificio, que ha mantenido la estructura y ha recuperado materiales existentes, compagina funcionalidad, estética e integración en el barrio. Se ubica en la esquina sur de la Travesera de las Corts con Arístides Maillol.

El Área Social está compuesta por la Oficina de Atención al Barcelonista (OAB), la Oficina de Atención al Peñista (OLP), la Oficina de Atención Especializada (OAE), un centro de acreditaciones, una cafetería con punto de encuentro y, en el sótano, un almacén con zona de vestuarios. En este espacio, aunque de forma independiente, también se ubica la nueva agencia de viajes del Club. Asimismo, también está la Oficina del Síndico de los Socios y Socias.


Uno de los puntos emblemáticos del proyecto era el Auditorio 1899. Se trata de una sala polivalente con una capacidad para 600 personas que puede acoger grandes eventos (650 metros cuadrados). Cada espacio tiene su propia climatización e iluminación y dispone de sala de control técnico insonorizada y zona de traducción simultánea. En la entrada se recuerda la actividad desarrollada anteriormente en el antiguo pabellón y el interior tiene vistas al Camp Nou. Es apta para ser utilizada para actos propios y se puede hacer uso comercial en empresas. De hecho, esta vertiente comercial permitirá amortizar el gasto en pocos años.
 

Una rehabilitación integral

La obra fue una rehabilitación integral de unos 4.000 metros cuadrados repartidos en dos pisos que siguió criterios ambientales y de sostenibilidad. El piso inferior o sótano está reservado para un espacio de almacén y vestuarios. Así, todos los almacenes repartidos en el Camp Nou se centralizan.

La reforma surgió de la necesidad de mejorar y dignificar el Área Social y de ampliar la FCBotiga. El tiempo de ejecución de la obra, dirigida por el arquitecto Albert Blanch, fue de seis meses y su coste, de 2,7 millones de euros. El edificio se construyó con materiales sostenibles y adaptados a las personas con movilidad reducida. Se diseñó con mucha atención sentimental para mantener la historia de la estructura y, al mismo tiempo, conseguir belleza arquitectónica.

Con la nueva Sede Social y el Auditorio 1899 el FC Barcelona dispone ahora de una nueva instalación y una nueva puerta de conexión con el barrio de les Corts (Acceso 15A), con un espacio público (plaza) y la rehabilitación de la fachada y las aceras.