El equipo de Spouncer sufrió una decepción notable contra el Irún que provocó su adiós (6-1). | ARCHIVO FCB

En octubre de 1923 el Club contrató a Spouncer, un entrenador inglés de 46 años que había jugado en el Nottingham Forest trece temporadas. Llegó por recomendación de Mr. Wall, secretario de la Federación Inglesa, pero las buenas referencias que le acompañaban no se tradujeron en una gran temporada: el equipo ganó el Campeonato de Catalunya de manera brillante (10 victorias en 10 partidos) pero sufrió una dura derrota con la Real Unión de Irún (6-1) en el partido de desempate de las semifinales de Copa del Rey, lo que provocó la marcha del míster inglés.