Walter Wild | ARCHIVO FCB

Wild fue uno de los doce asistentes a la reunión fundacional del club, celebrada en el gimnasio Solé el 29 de noviembre de 1899. Este suizo de clase social acomodada era el  más viejo de los socios fundadores y sus compañeros le designaron presidente unánimemente. Wild fue un hombre polifacético que  participó también en una decena de partidos, entre ellos el primero de la historia del club.

Pero la tarea por la que fue más conocido fue la de presidente. Wild cedió su piso de la calle Princesa para celebrar en él las reuniones de la junta, y mantuvo una lucha diplomática con el club Català, con el que se disputó la condición de club decano del fútbol en Barcelona. Entre las actuaciones más destacadas de Wild durante su presidencia, cabe destacar su proyecto para que el Barça pudiese tener su primer campo propio, el del Hotel Casanovas.

Walter Wild, que fue reelegido en tres asambleas entre el 13 de diciembre de 1899 y el 27 de diciembre de 1900, tuvo que presentar la dimisión el 25 de abril de 1901, porque tenía que volver a su país, tras haber ocupado la presidencia del FC Barcelona durante 513 días. El mismo día que renunció al cargo, los socios le proclamaron socio de honor en reconocimiento a los servicios prestados al club.Casi medio siglo después, Wild fue el invitado de honor en la celebración de las Bodas de Oro del FC Barcelona, y quedó admirado ante la evolución del Club que él había presidido cincuenta años antes y al que prácticamente no había seguido.