Vic Buckingham fue un histórico jugador del Tottenham Hotspur. | ARCHIVO FCB

Buckingham se hizo con el timón, cuando el equipo  ya casi estaba descartado para el título. Ocupaba la décima posición en la tabla a ocho puntos del líder, pero al final  la situación mejoró sustancialmente y el equipo terminó en cuarto lugar.

El año 1969 fue histórico, pero no por una victoria épica, sino por el escándalo arbitral que provocó el colegiado Guruceta en el Camp Nou. En las semifinales de la Copa, el Barça se enfrentaba al Real Madrid; después de una entrada de Rifé a Velázquez, el árbitro pitó penalti por una falta que, claramente, se había producido fuera del área. El escándalo fue monumental.

En la siguiente temporada, Buckingham ganó el título de Copa después de una emocionante final ante el Valencia, pero, a pesar de los éxitos, fue destituido y su sustituto fue el prestigioso técnico del Ajax de Amsterdam Marinus Michels.

Vic Buckingham murió en 1995. Su adiós fue muy lamentado por la afición barcelonista.