Salvador Artigas había dirigido a Rennes, Real Sociedad y Girondins antes de sentarse en el banquillo del Camp Nou. | ARCHIVO FCB

Ya había defendido con anterioridad los colores del Barça, aunque la mayor parte de su trayectoria como futbolista transcurrió en las filas de la Real Sociedad. Poco después, continuó su carrera en el Girondins de Burdeos.

Posteriormente, fichó por el FC Barcelona y, en su primera temporada, llevó al equipo hasta el subcampeonato de Liga e hizo que se proclamara campeón de Copa.

En su segunda campaña, Artigas repitió clasificación en el campeonato liguero y, además, llegó a disputar la final de la Recopa de Europa frente al Slovan de Bratislava, una final acabarían perdiendo los azulgranas (2-3).

Ya en su tercera temporada al frente del equipo, presentó su dimisión cuando tan sólo se llevaban disputadas cinco jornadas de competición liguera.