Llorens jugaba como portero y, una vez retirado, se quedó en el cuadro técnico del Club. | ARCHIVO FCB

Jugaba de portero, y, después de retirarse, siguió como miembro del cuerpo técnico del club, convirtiéndose en un auténtico forjador de talentos. Descubrió a jugadores como Biosca o Manchón, entre otros. Entrenó al primer equipo durante el paréntesis entre Fernández y Daucik.