Retrato de Otto Gmelin

Tras dejar el cargo, Gmelin formó parte del primero Colegio de Árbitros del fútbol español. | ARCHIVO FCB

Gmelin fue presidente poco menos de un año, hasta el 17 de noviembre de 1910, fecha en que volvió a ceder la vara presidencial al fundador del club. Durante los 344 días que duró el mandato de Gmelin, conocido como el 'gran Otto' por su corpulencia, la entidad vivió un periodo de gran actividad, digna continuación de la revitalización vivida durante la primera etapa de Gamper como presidente.

El balance deportivo fue inmejorable: el Barça conquistó su primer Campeonato de España, se proclamó campeón de Catalunya sin ceder ni un solo punto y, además, se adjudicó también la Copa Pirineos. Cabe mencionar también la primera visita de un equipo profesional inglés, el Cardiff Corinthians, que cayó claramente derrotado (4-1).

El año de Gmelin al frente del club coincidió con el ocaso del amateurismo futbolístico y con el progresivo aumento de los llamados socios 'pasivos', es decir, los que no pretendían jugar al fútbol, sino tan solo ser espectadores. Tras dejar el cargo, Gmelin formó parte del primero Colegio de Árbitros del fútbol español y continuó integrado a la directiva presidida por Gamper.