La crisis económica que sufría el Club forzó su traspaso al Inter de Milán. | ARCHIVO FCB

Fichado del Deportivo de la Coruña, ‘el gallego de oro’, como bien significativamente era conocido, era un interior izquierdo que lo tenía todo como futbolista: técnica superior, habilidad insuperable con la pelota en los pies, visión privilegiada del juego y gran capacidad rematadora. Principalmente, pero, destacaba por su elegancia en el juego. De él se podría haber dicho que podía jugar con esmoquin.

El Barça del técnico Helenio Herrera (1958-60) debe buena parte de sus éxitos al sello del fino centrocampista gallego, que al mismo tiempo tuvo que soportar la presión de una artificiosa campaña mediática y popular que dividió a los aficionados culers entre partidarios de su persona (suaristas) y de Kubala (kubalistas), cuando en realidad los dos cracks eran buenos amigos.

El año 1961, poco después de haber ganado el Balón de Oro la crisis económica que padecía el club forzó el traspaso al Inter de Milán por 25 millones de pesetas. Esto sucedió en el momento más inoportuno, cinco días antes de la desgraciada final de la Copa de Europa que el Barça perdió ante el Benfica, a Berna. Ya desvinculado del FC Barcelona, consiguió la gloria al equipo italiano, con dos Copas de Europa y muchos otros títulos.

TRAYECTORIA

  • Temporadas en el Club: 1954-1961
  • Partidos jugados: 216
  • Goles marcados: 114

TÍTULOS

  • 2 Copas de Ferias (55/58 y 58/60)
  • 2 Ligas (58/59 y 59/60)
  • 2 Copas de España (56/57 y 58/59)