El último partido de Brocic fue el 12 de enero de 1961. | ARCHIVO FCB

La temporada prometía. En los partidos amistosos disputados en Europa, el Barça ganó absolutamente todo lo que había jugado. Incluso cuando empezó la Liga, los culés vencieron en los primeros cuatro partidos, aunque, poco a poco, fueron cayendo en una profunda crisis de juego y resultados que les llevó a ser la vergüenza de Primera División.

El 12 de enero de 1961, después de empatar a dos goles en el Camp Nou contra el Athletic Club de Bilbao, Brocic fue destituido, y el hasta entonces segundo entrenador, Oriazola, tomó las riendas del primer equipo.