Kubala murió el 17 de mayo de 2002, víctima de una larga enfermedad. | ARCHIVO FCB

Enric Llaudet, presidente durante la temporada 1961-62, le pidió que no se desvinculara del Club y se encargara de dirigir la escuela de futbolistas. Así pues, Kubala seguía vinculado al Barça por si las cosas en la plantilla profesional no funcionaban.  Y así fue. Laszi tomó el timón del equipo hasta que fue destituido en 1963, después de ser eliminado por el Estrella Roja en la Copa de Ferias.Pero Kubala decidió dar un golpe de efecto en la temporada 1963/64, aceptando una oferta del Espanyol para ejercer de entrenador-jugador, y así estar junto a su gran amigo Alfredo Di Stefano.

Después, Kubala buscó nuevas motivaciones y entrenó a equipos como el Elche, el Murcia, el Málaga y otros. Incluso entrenó a un equipo suizo y a dos canadienses. Más adelante, se hizo cargo de la selección española durante dos temporadas y posteriormente, en 1980, volvió al FC Barcelona, aunque se fue cinco meses más tarde.

En 1990, aceptó la presidencia de la Agrupación de Veteranos del FC Barcelona.

Kubala murió el 17 de mayo de 2002, víctima de una larga enfermedad que le tuvo ingresado en un hospital de Barcelona desde febrero de ese mismo año.