Imagen de Josep Lluís Núñez

Josep Lluís Núñez fue el presidente del Club durante la época del 'Dream Team'. | ARCHIVO FCB

El 6 de mayo de 1978, Josep Lluís Núñez (Barakaldo, 1931) ganó las elecciones a la presidencia con unos resultados muy ajustados. Los candidatos Ferran Ariño y Nicolau Casaus con 9.537 y 6.202 votos, respectivamente, no pudieron superar los 10.352 votos que convirtieron a Josep Lluís Núñez en el 35º presidente de la historia del FC Barcelona. El 1 de julio de 1978 comenzaba su mandato. Aunque a diferencia de la mayoría de presidentes anteriores, nunca había sido  directivo del Club, este destacado empresario del sector inmobiliario logró ganar, con su lema 'Por un Barça triunfante', unos comicios que supusieron el comienzo de la etapa presidencial más larga de la historia del Club.

El primer gran objetivo de Josep Lluís Núñez fue el saneamiento de la economía del Club. Además, Núñez se propuso hacer del FC Barcelona la mayor institución futbolística del mundo. Durante sus 22 años de presidencia, el Barça incrementó su patrimonio de forma espectacular,  se remodeló el Camp Nou y su entorno, se construyó el Miniestadi (1982), el Museo (1984) y una residencia para los canteranos en La Masia. Con Núñez al frente del Club, el equipo de fútbol conquistó un gran número de títulos, tanto en las competiciones estatales como en las europeas. Además, las otras tres secciones profesionales -baloncesto, balonmano y hockey patines- consolidaron su protagonismo y se convirtieron en equipos pioneros en el plano europeo.

Un año después de que Josep Lluís Núñez accediera a la presidencia, el Barça logró la Recopa de Europa de Basilea, el primer gran título de su etapa, con una presencia importantísima de aficionados que protagonizaron una de las expediciones más importantes y recordadas.

En 1982, el equipo que entonces dirigía Udo Lattek ganó la segunda Recopa de Europa, imponiéndose al Standard de Lieja en la final disputada en el Camp Nou, que aquel año sería una de las sedes del Campeonato del Mundo, motivo por el que el estadio se volvió a ampliar. El FC Barcelona llegaba por primera vez en su historia a los 100.000 socios, y el importante potencial económico que comenzaba a adquirir la entidad permitió a Núñez fichar al que entonces era considerado el mejor jugador del mundo: Diego Armando Maradona.

El Club seguía creciendo y en la temporada 1984/85 Núñez pudo celebrar su primer título de Liga como presidente. Ese mismo año fue reelegido sin oposición. Pero después llegarían tiempos difíciles, con la derrota en la final de la Copa de Europa de 1986, disputada en Sevilla. Fue una enorme desilusión que originó la primera gran crisis de su etapa al frente de la entidad, el llamado 'Motín del Hesperia' (1988) que acabaría con el despido de prácticamente toda la plantilla.Fue un hecho que supuso el inicio de una nueva etapa en el mandato de Josep Lluís Núñez.

La directiva fichó a Johan Cruyff para que formase un equipo campeón, y el holandés construyó el 'Dream Team', que maravilló a toda la Europa futbolística con su juego espectacular y conquistó la anhelada Copa de Europa en Wembley, en mayo de 1992. También se adjudicó cuatro Ligas consecutivas, entre otros muchos títulos. Deportivamente,  fue, sin duda, la época más brillante. Por su parte, Núñez fue reelegido presidente por tercera vez, superando a Sixte Cambra por 25.441 votos a 17.609 en el proceso electoral de 1989, y amplió de nuevo su mandato en 1993, esta vez sin oposición.Tras ocho años, las desavenencias entre técnico y presidente hicieron que Núñez pusiera el punto y final a la era Cruyff. Bobby Robson fue contratado mientras se esperaba la llegada de Louis van Gaal, el hombre que tenía que construir un nuevo proyecto de futuro.

La temporada que el veterano entrenador británico dirigió al Barça estuvo marcada por el fichaje del jugador brasileño Ronaldo, que, durante el tiempo en que vistió la camiseta azulgrana, hizo las delicias de los aficionados y contribuyó decisivamente a la conquista de la Recopa de Europa, la Copa y la Supercopa de España. Ese mismo año, en 1997, Núñez fue reelegido por última vez, obteniendo el 76 por ciento de los votos ante el 24 por ciento del otro candidato, Àngel Fernández. Pocos meses después, el máximo dirigente del club tuvo que superar una moción de censura presentada por la plataforma opositora Elefant Blau.

Paralelamente, Louis van Gaal fue modelando una plantilla que ganó dos Ligas y una Copa en las dos primeras temporadas. Pero la sequía de títulos en el tercer año del técnico en el banquillo azulgrana, combinada con una evidente falta de sintonía con la afición, precipitó el fin de la primera etapa de Van Gaal.

Por otra parte, el apoyo a Núñez fue disminuyendo, algo que resultó evidente en el año de la celebración del Centenario, motivo por el que decidió dejar el cargo y convocar elecciones anticipadas, abandonando la presidencia tras 22 años al frente del club. La etapa presidencial de Núñez ha sido la más larga de la historia del Club.