Jesús Maria Pereda formó una extraordinaria pareja en el centro del campo con Josep Maria Fusté. | ARCHIVO FCB

Jesús María Pereda (Medina de Pomar, Burgos, 1938 – Barcelona, 2011) era conocido por todos como ‘Chus’, pero los compañeros de vestuario siempre le llamaron 'Polvorilla' por su temperamento en el terreno de juego. Fue uno de los grandes de la historia del Barça, un jugador de enormes cualidades técnicas que, con su amigo Josep Maria Fusté, formó una extraordinaria pareja en el centro del campo en la década de los sesenta, demostrando al mismo tiempo un buen olfato goleador, con 110 goles en 316 partidos con la camiseta azulgrana.

En 1961 fichó por el Barça, donde estuvo ocho temporadas. Con la camiseta azulgrana ganó una Copa de Ferias y dos Copas de España, un palmarés demasiado corto para un jugador de su categoría, pero aquella fue una época dura para el Barça, inmerso en una persistente crisis deportiva. Como él mismo solía decir, nació demasiado pronto.

Fue quince veces internacional absoluto con España. En su carrera con la selección estatal destaca muy especialmente su participación en la Eurocopa del año 1964, donde fue el auténtico héroe de la final, ya que marcó el primer gol de España e hizo la centrada que Marcelino convirtió en el 2-1 definitivo ante la Unión Soviética.

TRAYECTORIA

  • Temporadas en el Club: 1961-1969
  • Partidos jugados: 316
  • Goles marcados: 110

TÍTULOS

  • 1 Copa de Ferias (65/66)
  • 2 Copas de España (62/63 y 67/68)