Tras dirigir al Barça, Gerardo 'Tata' Martino se convirtió en seleccionador argentino. | MIGUEL RUIZ-FCB

Nacido en Rosario (Argentina) el 20 de noviembre de 1962, Martino se incorporó al Barça el 26 de julio de 2013 con el aval de una dilatada trayectoria en el fútbol sudamericano y de su buen trabajo al Newell's Old Boys argentino. Los inicios del Tata en el banquillo azulgrana fueron bastante positivos, ya que el equipo ganó la Supercopa de España ante el Atlético de Madrid y en la Liga se firmó el mejor inicio de la historia del Barça, con ocho victorias en las ocho primeras jornadas, 28 goles a favor y sólo 6 en contra. De hecho, el argentino batió también el récord de más partidos invicto desde el inicio de la temporada de un entrenador azulgrana debutante, con 20 partidos imbatido (14 de Liga, 4 de Champions y 2 de Supercopa de España), con 16 victorias, 4 empates, 52 goles a favor y 11 en contra.

Desgraciadamente, este buen trabajo de Martino no tuvo continuidad en el segundo tramo de la temporada, ya que los números del equipo sufrieron una bajada; las lesiones de jugadores habituales como Valdés, Piqué, Alba, Neymar o Messi tampoco ayudaron a la reacción. Con todo, el Barça tuvo opciones de victoria hasta el último momento en la Copa del Rey (perdió la final ante el Real Madrid) y también en la Liga, que hasta el último minuto en el Camp Nou se pudo ganar, pero el empate a un gol en la última jornada ante el Atlético de Madrid dio el título a los colchoneros. Precisamente el Atlético fue el verdugo del equipo azulgrana en los cuartos de final de la Champions League. Al final de la temporada 2013/14 el 'Tata' Martino dejó el Club tras haber estado a punto de tocar la gloria con los dedos.

En los 59 partidos oficiales que estuvo en el Barça (38 de Liga, 10 de Champions, 9 de Copa y 2 de Supercopa), el técnico argentino acabó con un balance de 40 victorias, 11 empates y 8 derrotas, con 148 goles a favor y 48 en contra.

COMO JUGADOR...

Martino había sido durante su carrera como futbolista un centrocampista ofensivo con buena técnica que jugó en equipos de Newell's Old Boys, Tenerife, Lanús, O'Higgins y Barcelona de Guayaquil hasta que colgó las botas en 1996. Ya como técnico, a partir de 1998 dirigió varios conjuntos, entre los que destacan el Club Libertad (Paraguay), la selección paraguaya y Newell's Old Boys.