Retrato de Antoni Julià de Capmany

Antoni Julià de Capmany estuvo al mando de la Comisión Gestora hasta el 7 de junio de 1961. | ARCHIVO FCB

Una vez hubo dimitido el presidente Miró-Sans, el 1 de marzo de 1961 una Comisión Gestora dirigida por Antoni Julià de Capmany se hizo cargo de la situación. Formado por dieciocho directivos, este gobierno interino dirigió el Club en circunstancias muy difíciles hasta las elecciones presidenciales del 7 de junio.

Los integrantes de esta junta fueron el presidente Antoni Julià de Capmany, el vicepresidente Artur Suqué, el tesorero Enric Verdú, el vicetesorero Jaume Amat, el contable Fabián Estapé, el vicecontable Xavier Font, el secretario Joaquim Viola, el vicesecretario Artur Martí Cot; los vocales Josep Oller, Juan María Xiol, Joan Escribà, Miguel Viader y Baldomero Cabré y los adjuntos Albert Pons, Jordi Rottier, Enric Tolosa, Clemente Vidal y Vicenç Carrés.

Este equipo tuvo que trabajar en medio de una grave crisis deportiva, social y económica. Para paliar la falta de efectivo en caja, la Comisión Gestora se vio obligada a traspasar a la gran figura Luis Suárez al Inter de Milán por el entonces astronómica cifra de 25 millones de pesetas. Esta operación se consumó el 26 de mayo de 1961, cinco días antes de la final de la Copa de Europa disputada en Berna entre el FC Barcelona y el Benfica, aquel maldito partido que el Barça perdió por 3-2 en una jornada de increíble mala suerte. El 7 de junio tuvieron lugar las elecciones presidenciales y la Comisión Gestora cesó sus funciones.