Abidal levanta la cuarta Copa de Europa del Barça en Wembley, rodeado de todos sus compañeros (2011)

El Barça gana la cuarta Copa de Europa en Wembley (2011)

La victoria, en el nuevo estadio de Wembley, en el mismo lugar donde el Barça de Cruyff ganó por primera vez el trofeo en 1992, estaba cargada de simbolismo.

Después de superar una difícil y polémica semifinal contra el Real Madrid, el Barça se jugó el título contra el Manchester United, al que había derrotado hacía dos años en la final de Roma. Un Barça claramente superior ganó por 3-1, con goles de toda la delantera: Pedro, Messi y Villa.

Fue una exhibición de fútbol genial, algo nunca visto en una final de Liga de Campeones. Europa se rindió al Barça, y la prensa mundial se hizo eco de ello.

Después del verano el Barça confirmó su gran nivel ganando las Supercopas de España y Europa ante el Real Madrid y el Oporto, respectivamente.