Los jugadores celebran la conquista de la primera Copa de Europa de balonmano el 19 de mayo de 1991

Conquista de la primera Copa de Europa de balonmano el 19 de mayo de 199

El Proleter serbio cayó en un Palau abarrotado, por 20 a 17. La combinación de veteranos como Rico, Sagalés y Serrano; de jóvenes promesas, como Masip, Urdangarín o Barrufet; y del mejor jugador del mundo, Vesselin Vujovic, dio el resultado más deseado. 

Empezaba así el dominio europeo del conjunto azulgrana, un equipo que año tras año figura entre los máximos favoritos a ganarlo todo.