Quini con su mujer una vez liberado de su secuestro (25 de marzo de 1983)

Quini con su mujer una vez liberado de su secuestro (25 de marzo de 1983)

El 1 de marzo de 1981, el máximo goleador del equipo, Enrique Castro, 'Quini', fue secuestrado en la puerta de su casa.

El cautiverio duró 25 días, durante los cuales el vestuario fue una piña. El Barça, con la plantilla anímicamente muy afectada y sin su goleador, se vio obligado a seguir disputando partidos de Liga y perdió todas las opciones al título. 

Los seguidores se manifestaron en masa para pedir su liberación, que no tuvo lugar hasta el día 25 de ese mes.