Barça Cultura

Surgido en íntima relación con la sociedad de la que forma parte inseparable, es lógico que el FC Barcelona haya tenido desde sus orígenes una estrecha relación con el mundo de la cultura. De la misma manera que no se puede entender el crecimiento y la evolución de la ciudad de Barcelona sin tener en cuenta su relación con Catalunya, no se podrá entender la gran influencia social que tiene el FC Barcelona sin su relación con la cultura y, especialmente, con la cultura catalana. Tradicionalmente muchos artistas, intelectuales, científicos y escritores han sido y son culés y apoyan al Barça. En contrapartida, y en momentos de dificultad política o de falta de libertades, el Barça ha sido refugio y medio de expresión de actividades culturales y artísticas. En el 2013 el Club dio a conocer el plan 'Barça Cultura', una iniciativa que impulsa el área institucional del vicepresidente Carles Vilarrubí con el apoyo del consejero cultural, Josep Maria Prat, que tiene como objetivo ofrecer al FC Barcelona como plataforma para promover la cultura en nuestro país.

Es conocido que el Club y sus jugadores han sido una fuente de inspiración para escritores, músicos, artistas plásticos, periodistas, dibujantes, gente del teatro y del cine. Hay un gran número de nombres para certificar esta intensa relación. Si pensamos en la literatura podemos citar a grandes escritores catalanes, desde Josep Maria de Sagarra a Manuel Vázquez Montalbán, pasando por Rafael Alberti con la épica del portero Platko. Más allá del trabajo cotidiano, muchos periodistas han escrito libros sobre el Club, desde la biografía de Kubala obra de Manuel Ibáñez Escofet en el libro sobre la saga de los Mur escrito por Enric Bañeres, con la imprescindible referencia a los dibujantes, desde Valentí Castanys que ingenió el Avi Barça a Muntañola, Cesc, Òscar Nebreda o Kap. El mundo azulgrana también ha sido fuente de inspiración en las artes plásticas, con nombres como Jordi Alumà, Josep Maria Subirachs, Salvador Dalí o Josep Viladomat, que hizo la escultura del Avi Barça en la Masia; y no es necesario decir que la música también ha estado presente, desde el tango que Gardel dedicó a Samitier a las canciones de Joan Manuel SerratLa Trinca y muchos otros. El teatro también ha sido una buena forma para expresar los sentimientos de los seguidores azulgranas, desde los cuplés del Paralelo de antes de la Guerra Civil o sainetes como 'El partido del domingo', de Castanys, hasta textos más recientes, como 'El culékulé', de Xavier Bosch.

Al margen del maridaje espontáneo entre el Barça y la cultura catalana, hay un gran número de hechos que muestran la voluntad decidida del Club para estrechar estos lazos. No en vano los estatutos del Club de 1932 ya decían que el Barça "es una asociación de carácter cultural y deportivo", y esta afirmación no era retórica, porque ese año el FC Barcelona creó la Delegación de Cultura, que llevó al boletín del Club a figuras como Josep Pla o Carles Soldevila. Los grandes aniversarios han sido ocasiones propicias para que el Club hiciera partícipe de sus actividades a grandes figuras del mundo cultural. Nombres como los de Josep Segrelles, Joan Miró y Antoni Tàpies han firmado carteles conmemorativos, al igual que Jaume Picas y el escritor Josep M. Espinàs hicieron la letra del 'Cant del Barça', el himno actual, con música de Manuel Valls. Seguían una amplia estela en que los músicos Enric Morera, Joan Dotras, Adolf Cabané y Antoni Ros Marbà han puesto música a anteriores himnos, que tenían letras de Rafael Folch, Esteve Calzada, Josep Badia y Ramon Solsona. Y del mismo modo Josep M. de Sagarra dedicó un poema a la inauguración del Camp Nou. El Club también ha impulsado decididamente la pintura y la escultura. Las Bienales de Arte fueron un ejemplo muy ilustrativo, y el Club ha ido creando una importante colección de artes plásticas, con piezas expuestas en diversos espacios.